A veces no nos damos cuenta, pero las crónicas y partidas de unas pocas horas que jugamos tienen una cantidad importante de «PNJ» o personajes no jugadores. En más de una ocasión se ha dado el caso de que el «Master», o director de juego, presenta varios personajes a la vez y los jugadores acaban por olvidar quiénes eran. ¿Cómo se llamaba aquel que irrumpió en la fiesta? ¿Y ese que encontramos en una caja?

Hay directores de juego que optan por describir a los pnj, pero a mí personalmente me gusta más buscar una foto que pueda describirle mejor. Los jugadores podrán fijarse en algo que probablemente en una descripción puedas pasar por alto. Así por ello, al principio llevábamos una Tablet con las fotos de los personajes que iban saliendo, pero al final también rompía un poco la fluidez de la partida tener que ir buscando las fotos.

¿Y si tuviéramos todos los PNJ accesibles con un solo vistazo? Hoy os traigo una manera un poco elaborada (y un poco friki) que nos está funcionando muy bien hasta ahora. Seguro que conocéis el juego de cartas Magic, the Gathering, ¿verdad? Venden todo tipo de fundas de plástico para conservar estas cartas como el primer día. Bien, pues tan sólo hay que imprimir las fotos de los PNJ al tamaño adecuado de la carta (63mm x 88mm) y meterlas en una de estas funditas. Como culo inquieto y diseñadora que soy, no pude evitar maquetarlas como si fueran cartas Magic.

De esta manera, cada vez que un grupo de pnj va a aparecer en la escena, tenemos preparadas estas cartas para enseñárselas a los jugadores. Incluso viene muy bien cuando el director de juego tiene que interpretar varios papeles a la vez, para diferenciar quién dice qué.

Con un poco de maña también pueden sujetarse a la pantalla del máster.