Muchas veces cuando pensamos una partida, ya sea un one shoot o una crónica con varias sesiones, trabajamos en abstracto sobre el terreno. En las historias de fantasía o ambientadas en épocas históricas quizá sea más difícil crear un mapa de una gran ciudad o pensar cómo estarían organizados sus habitantes. Sin embargo, cuando las historias están ambientadas en ciudades reales, más o menos actuales, existen multitud de herramientas que nos podrán ayudar a situar los lugares más importantes en los que sucederán las escenas de nuestra partida. Hoy hablaremos de Google Maps y de sus mapas personalizados.

Cuando pensé en mi primera partida dirigida en solitario, tenía claro que quería que el mapa proporcionase ciertas pistas a los jugadores. Estaba ambientada en Londres, en la época victoriana y había magias y momias de por medio. Era una partida de Vampiro: la Mascarada, pero como todos los seres de Mundo de Tinieblas pueden acabar juntándose, surgió algo curioso. La cuestión, los jugadores fueron visitando ciertos puntos en el mapa, guiados por pistas por toda la ciudad. La partida nunca llegó a terminarse (porque a veces, las partidas sencillamente mueren), pero llegaron a cinco de los siete lugares a los que tenían que llegar. ¿Y qué formaba el camino que tomaron?

Mapa de Londres

Puntos del mapa formando una Omega

Con un poco de ingenio y sin ser imprescindible para la trama, los puntos pretendían formar una omega. Siendo una de las pistas que “él despertaría donde comienza el fin”.

Pero los mapas sirven para más que para esconder señales o caminos, ¿cuánto tardarían los jugadores para llegar de un punto de la ciudad a otro? Quizá sea muy socorrido que llegan en un rato largo, 10 o 15 minutos después. Pero, ¿y si realmente es importante saber el tiempo de acción que tienen los jugadores y dónde tienen que actuar? Me viene a la memoria una sesión de no hace mucho tiempo, donde los jugadores tenían que asaltar un camión lleno de sangre que cruzaba toda la ciudad de Nueva Orleans. Era un punto crítico ya que tenían que interceptarlo antes de que llegase a cierto cruce, si no tendrían compañía.

Mapa de Nueva Orleans

Recorrido de un camión que había que interceptar

Situar las escenas en un mapa, buscar fotos de referencia de los edificios que puedan apoyar a las descripciones e incluso que una calle a la que tengan que acudir los jugadores no es algo imprescindible, sin embargo, le aportará cierto realismo a todo lo que esté sucediendo.

Al más puro estilo mazmorreo, también son importantes los mapas para localizar a los jugadores y a los enemigos dentro de un edificio. Ya sea una hoja de papel con un dibujo sencillo de las paredes donde los jugadores se marcan con dados o incluso utilizando recursos de otros juegos.

Manicomio

Escenario creado con piezas del juego Mansiones de la Locura