Luca envía un elegante mensajero en busca de Amaranta, nadie sabe qué ha sido de Jurgen y Amaranta, harta de todo, decide recluirse en casa para que la dejen en paz. Sin embargo, Jennifer no puede simplemente dejarlo correr. Necesita saber qué diablos está pasando en Lisboa y, más importante aún, qué tienen que ver ellos en todo esto; así que acompañada por Leonard y Terry se adentran en lo profundo del Parque Natural de Sintra-Cascais donde descubrirán algo para lo que no estaban preparados.